La cría y domesticación de los animales los han hecho más susceptibles a problemas alérgicos, los perros y los gatos la desarrollan en su mayoría con sintomatología externa como prurito (picor) y dermatitis infecciosas secundarias a la irritación constante de la piel. Incluso las alergias alimentarias pueden dar síntomas en piel.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted